Saltar al contenido

¿Cuál es el rol de la inteligencia artificial en la ciberseguridad en Latinoamérica?

En la actualidad, la Inteligencia Artificial (IA) desempeña un papel vital en la salvaguarda de la ciberseguridad tanto para empresas como para usuarios finales. Su capacidad de adaptabilidad y automatización ha revolucionado las respuestas ante amenazas cibernéticas, mejorando la identificación, protección y detección de ataques. No obstante, este doble filo se revela, ya que los ciberdelincuentes también se valen de la IA para perfeccionar y automatizar sus ataques.

La Inteligencia Artificial: aliada y desafío en la ciberseguridad latinoamericana

Durante los primeros seis meses del 2023, Colombia enfrentó alrededor de 5000 millones de intentos de ciberataques, ubicándose como la cuarta nación más afectada en la región, según datos proporcionados por la firma de ciberseguridad Fortinet.

El incremento global de los ciberataques es innegable, marcando un aumento del 28% durante el tercer trimestre de 2022, según el informe de SonicWall. Este fenómeno persistió en el 2023, atribuyéndose a avances en los ataques de ransomware y a la influencia del ‘hacktivismo’ estatal vinculado a conflictos internacionales.

Pablo García, Gerente de Ciberseguridad en LATAM de TIVIT, destaca que ‘las tendencias tecnológicas basadas en IA se centran en identificar patrones de comportamiento, superando la eficacia de soluciones tradicionales como los antivirus. La implementación de soluciones con Machine Learning e Inteligencia Artificial es esencial para contrarrestar ataques, ya que los ciberdelincuentes buscan y explotan brechas de manera automatizada’.

En este contexto, García enfatiza cinco aspectos clave que tanto usuarios finales como compañías deben considerar para afrontar los desafíos actuales de la seguridad digital:

  1. Estrategias organizacionales apoyadas en IA: García subraya que ‘las estrategias respaldadas por la IA son fundamentales en la ciberseguridad actual’. La adopción de marcos como el NIST se revela crucial para mejorar los controles de identificación, protección, detección y respuesta.
  2. Adaptabilidad y automatización en la IA: La adaptabilidad es esencial, ya que la tecnología aprende y se ajusta a nuevos tipos de ataques, abordando desafíos regionales específicos. Además, la IA reduce la carga operativa y mejora el análisis, acelerando la respuesta a los ataques.
  3. Suplantación de voz y ransomware: Se alerta sobre la suplantación de voces de líderes empresariales y el aumento del ransomware. La IA se vuelve esencial en la prevención y respuesta a estas amenazas.
  4. La IA redefine procesos de detección: García destaca que ‘la IA mejora significativamente los tiempos en la detección de ataques’, proporcionando información valiosa para las estrategias de defensa empresarial.
  5. La IA apoya al usuario final de manera invisible: Trabajando tras bambalinas, la IA protege a los usuarios finales detectando intentos de suplantación de usuarios y bloqueando acciones fraudulentas, contribuyendo a la seguridad sin que los usuarios lo perciban.

A pesar de los desafíos, la IA continuará siendo una herramienta crucial en el futuro de Latinoamérica, aportando innovación y fortaleza en la lucha contra las amenazas cibernéticas.