Saltar al contenido

Eficiencia vs Cambio de paradigmas, la gran cuestión

Los centros de datos experimentarán una mayor regulación y supervisión de terceros en 2023, a medida que el mundo siga haciendo frente al creciente consumo de agua y energía por parte de la industria en el marco de un constante cambio climático.

Según una reciente encuesta de Omdia, el 99% de los operadores de centros de datos empresariales afirman que los diseños de centros de datos prefabricados y modulares formarán parte de su futura estrategia de centros de datos. Eso es más que una tendencia; es la nueva normalidad. En 2023, los expertos de Vertiv prevén un cambio continuo en la misma dirección entre los proveedores de hiperescala, ya que buscan la velocidad y la eficiencia que ofrece la estandarización.

Este es un concepto nuevo para los principales proveedores de cloud del mundo, y están recurriendo a los proveedores de colocation (que llevan años estandarizando) para conseguirlo. En concreto, esos proveedores de cloud están subcontratando sus nuevas construcciones a proveedores de colocation para servirse de su experiencia en el mercado, su replicabilidad probada y su velocidad de despliegue. 

Para todos los entornos de centros de datos, la eficiencia no es tanto una métrica de rentabilidad como una métrica de supervivencia. Ya sea que se trate de un centro de datos multi-tenant de tamaño pequeño a mediano, de un gran despliegue en la nube o a hiperescala, las presiones intensas y simultáneas de la demanda y los gastos, en particular los gastos de energía, determinarán su futuro.

La conclusión es que los centros de datos deben aumentar la eficiencia de su prestación de servicios, utilizando fibra e infraestructura basada en el borde, así como aprendizaje automático (ML) e inteligencia artificial (AI). Y al mismo tiempo, deben aumentar la eficiencia de las operaciones, y eso significa reducir el uso de energía por unidad de potencia informática.

Si bien no existe una receta única para eficientar, ya que cada empresa es distinta y cuenta con necesidades particulares y estrategias hacia el futuro, hay distintas herramientas y nuevas tecnologías para Data Center que permiten acercarnos al objetivo, tanto de cuidar del medio ambiente, como de cumplir con los requerimientos de nuestros clientes, así como de alcanzar los objetivos organizacionales. Para ello, podemos apalancarnos de lo siguiente:

Edge

Sin duda, es de gran ayuda para la consecución de cualquier meta de eficiencia energética; a través del procesamiento de la información, en el mismo centro datos donde es capturada, y en su distribución, puede hacer más eficiente el consumo de energía.

Los data centers en el borde de la red no solo ayudan en la reducción de costos, también apoyan el logro de una de las preocupaciones de la mayoría de las empresas: el customer experience.

Inteligencia artificial

Es una oportunidad para los centros de datos, ya que es necesario que, en los microcentros de datos, en donde no hay personal técnico, las operaciones sean lo más autónomas posible, que pueda tomar decisiones inmediatamente para ajustarse; por ejemplo, con el tema del ambiente y la seguridad.

Es así que la inteligencia artificial y la automatización están ayudando en los microcentros de datos. Es necesario recurrir a empresas que están al corriente con las nuevas tecnologías, además de estar al día en cuanto al conocimiento de las necesidades del mercado y así simplificar procesos de adopción y evaluación de las empresas en cualquier país.