Saltar al contenido

El auge de los ciberataques en América Latina y la importancia de la ciberseguridad

En un mundo cada vez más digitalizado, donde las personas interactúan con sus dispositivos móviles constantemente, la necesidad de conectividad ha crecido significativamente. Sin embargo, este aumento en la conectividad también ha dado lugar a un aumento en los riesgos y amenazas a la seguridad de los datos e información.

Arturo Torres, estratega de seguridad de FortiGuard

La adopción de soluciones basadas en la nube ha traído numerosos beneficios, como la difusión de información y la mejora en la educación. No obstante, también ha generado nuevos riesgos, especialmente a través de ciberataques coordinados por grupos delictivos y terroristas.

Se prevé que para el año 2025, muchas organizaciones públicas y privadas en América Latina adoptarán estrategias basadas en la nube. Sin embargo, este cambio hacia la digitalización también conlleva desafíos importantes en términos de seguridad de la información.

Durante la conferencia LINKS de Liberty Network, patrocinada por Fortinet, Arturo Torres, estratega de seguridad de FortiGuard, enfatizó que el aumento continuo en la demanda de conectividad solo agravará los desafíos en la seguridad de la información. La clave, según Torres, reside en cómo respondemos a estas amenazas para minimizar su impacto en las empresas y en la sociedad en general.

Los ciberataques ya están presentes en América Latina, y su gravedad es un tema que debe ser comprendido. En algunos países de la región, los ciberataques han comprometido gravemente la seguridad de la información, llegando incluso a declarar estados de emergencia que afectan tanto a empresas como a la vida cotidiana de las personas.

Fortinet ha registrado un alarmante número de 14 mil millones de intentos de ciberataques al año en América Latina, siendo Brasil y México los países más afectados debido a su exposición digital y amplios anchos de banda. Además, se ha observado un aumento del 15% al 24% en la tasa de ciberataques exitosos en la región, lo que podría llevar a un costo total de ciberataques de 10 billones de dólares para el año 2026.

La aceleración digital no se detendrá, pero es crucial comprender la responsabilidad que conlleva. Los datos representan un valor esencial en la economía digital, lo que los convierte en un objetivo atractivo para los cibercriminales.

La ciberseguridad se ha convertido en un requisito fundamental para las empresas que buscan adoptar soluciones basadas en la nube y servicios digitales. Los clientes ahora priorizan proveedores con sólidos planes de respuesta a ciberataques, ya que la ciberseguridad se ha convertido en un factor decisivo para las organizaciones que buscan contratar software, inteligencia artificial y servicios en la nube.