Saltar al contenido

El impacto de la Inteligencia Artificial en el consumo masivo

La Inteligencia Artificial Generativa está causando una revolución en el sector del consumo masivo al proporcionar soluciones innovadoras que transforman la forma en que las personas realizan compras. Además de optimizar la eficiencia de los negocios, esta tecnología ofrece a los clientes una experiencia de compra más satisfactoria.

Si bien el sector viene implementando esta tecnología, los nuevos avances permiten ir más allá de lo posible hasta el momento

En países como Argentina, Brasil, Colombia, Chile y México, la IA se está implementando en supermercados para introducir dinámicas innovadoras en el proceso de compra. Algunas de las novedades incluyen el monitoreo en tiempo real del inventario, la personalización de ofertas, el control del flujo de personas, sensores de movimiento en góndolas y la detección de zonas de mayor consumo. Estos avances no solo agilizan las compras, sino que también mejoran la experiencia del cliente.

Según un estudio de Juniper Research, se prevé que el número total de chatbots en aplicaciones de mensajería alcance los 9.500 millones en 2026 a nivel mundial. Además, Facebook ha destacado que el 66% de los consumidores confía más en realizar compras cuando las empresas están activas en aplicaciones de mensajería. La IA en el consumo masivo no solo mejora la experiencia de compra, sino que también permite conversaciones naturales con los usuarios y brinda atención las 24 horas del día.

Si bien la IA se ha utilizado en supermercados durante varios años, sus aplicaciones actuales van más allá de las máquinas de autocobro. Ahora, la tecnología puede monitorear en tiempo real el inventario, personalizar ofertas, controlar el flujo de personas y mucho más. Estas innovaciones hacen que las compras sean más convenientes y satisfactorias para los consumidores.

Pablo Gagliardo, Director General de Noventiq Argentina, destaca los beneficios de la IA en los supermercados, que se traducen en una experiencia de compra eficiente y personalizada para los consumidores, además de una gestión precisa del inventario para las cadenas de supermercados. Esto reduce las pérdidas por desabastecimiento o robos y permite recopilar y analizar datos de compra en tiempo real para tomar decisiones estratégicas.

La adaptación a la IA se convierte en una prioridad para los supermercados en un mercado cada vez más competitivo. Un estudio realizado por Noventiq muestra que un 76,8% de los directivos en América Latina cree que la IA Generativa redefinirá la forma en que vivimos y trabajamos en los próximos 3 años. La flexibilidad y la voluntad de abrazar la innovación son esenciales para mantenerse relevantes y satisfacer las demandas cambiantes de los consumidores.