Saltar al contenido

El impacto positivo de la IA en los ERP

La revolución tecnológica de la inteligencia artificial (IA) ha sido tema de conversación constante en el mundo laboral. Se ha debatido si su avance desplazaría a los trabajadores o si, por el contrario, sería un aliado para mejorar la productividad y simplificar las tareas cotidianas. Hoy, queda claro que la IA, como la IA Coleman de Infor, demuestra ser una herramienta invaluable para las empresas, con resultados impactantes.

Solicitudes de servicio se atienden 75% más rápido con la implementación de sistemas de inteligencia artificial.

Según Combilift, líder global en montacargas, la implementación de la IA Coleman de Infor les ha permitido atender las solicitudes de servicio un 75% más rápido. Esta innovación tecnológica no solo beneficia a Combilift, sino que también está ganando terreno en Colombia, donde el 1,8% de las empresas ya está utilizando la inteligencia artificial en sectores como servicios públicos, textiles y construcción.

La versatilidad de estas herramientas radica en su capacidad para adaptarse a los cambios mediante el aprendizaje automático y la recopilación de nuevos datos. Combilift, por ejemplo, ha logrado completar trabajos de servicio un 30% más rápido y reducir el tiempo de atención de solicitudes de servicio de 20 minutos a tan solo 5 minutos. Esto se traduce en una disminución del 40% en los costos de los trabajos de servicio y un aumento del 30% en los ingresos por transacción.

La clave del éxito de Combilift radica en la combinación de la IA Coleman de Infor con su plataforma de tecnología en la nube. Esta integración ha mejorado significativamente la experiencia tanto para los clientes como para los empleados. La IA, alimentada por tres años de datos históricos, genera el conjunto correcto de piezas para las cotizaciones de servicio, mejorando la eficiencia y precisión de las recomendaciones y reduciendo el estrés en el personal.

Infor, la empresa detrás de Coleman AI, ha demostrado que la incorporación de la IA en la toma de decisiones diarias beneficia tanto a empleados como a empresas. Además, permite que el personal menos técnico tome decisiones más informadas gracias a las recomendaciones automáticas. Se estima que la inversión global en inteligencia artificial podría alcanzar los $200 mil millones de dólares en menos de dos años, lo que impulsará la economía a nivel mundial.