Saltar al contenido

ERP 2023: ¡hablan los usuarios!

La planificación de recursos de la empresa es un software que se utiliza para la gestión empresarial mediante la integración de aplicaciones para organizar, recopilar y almacenar datos. Las empresas utilizan la gestión integrada para interpretar los datos mientras mantienen una base de datos común que es mantenida por un sistema de gestión de bases de datos. El software ERP es experto en el seguimiento de recursos empresariales cruciales, como las compras, las nóminas, la contabilidad, la capacidad de producción, etc. Este software puede ser local o basado en la nube dependiendo de la necesidad de una empresa.

El mercado latinoamericano de software de planificación de recursos empresariales (ERP) convive con una necesidad creciente de software empresarial y de un sistema integrado de gestión del lugar de trabajo. El software ERP es especialmente necesario en las empresas manufactureras, que están surgiendo constantemente en las economías emergentes de América Latina, como Perú, Chile y México. Además, los productos también ayudan a las empresas a obtener mejores ingresos y gestionar los recursos.

Desde Prensario TI pudimos tener acceso a un reciente estudio realizado por la consultora EvanluandoERP que tuvo contacto directo con 4704 empresas de América Latina Hispano parlantes desde 2009 hasta fines del 2022, de manera sistemática. Con cada una de ellas ha conversado a los efectos de  conocer las necesidades de software empresarial ERP. El 70% de las firmas relevadas emplean menos de 800 personas. 

Particularmente, durante el año 2022, han tomado contacto directo con 288 compañías. El 75% de sus interlocutores pertenecen a la dirección o áreas de negocios de las empresas (administración, finanzas, logística, ventas, otras)

Una de las primeras inquietudes que surgen es el ¿por qué cambiarían la situación actual de sus procesos?

Con relación a la tecnología en uso para la gestión, las empresas relevadas pueden clasificarse en los siguientes  grupos: Paquete provisto por un proveedor con un 38%; Herramientas de ofimática con 34%; Múltiples sistemas con 9%; Desarrollo interno con el 8%; Desarrollo a medida con un 6%; y las empresas que no tienen software cierran con el 5%.

Si bien este cuadro no muestra el mercado en su totalidad sino una parte, a partir de estos datos podemos observar que la ofimática aún sigue siendo una herramienta de apoyo en gran parte de empresas. Hay un enorme desafío para la industria (proveedores y consultores) el que consiste en seguir demostrando los beneficios de la tecnología de gestión integrada.

Por otra parte, la mayor parte de las empresas no utilizan software ERP industrializado, eso lleva a que nos preguntemos si, ¿se puede extender esta interpretación al resto del mercado?

A modo de ejemplo se mencionan algunos casos de interés de firmas que utilizan la informática como su sistema de gestión más importante. Aquí fueron seleccionadas para el informe 2 empresas mexicanas, una con de más de 600 empleados del área de servicios y otra que cuenta con 400 empleados que brinda servicios profesionales. Además, fueron parte para el relevamiento de estos datos, una empresa argentina de manufactura con 100 empleados; una compañía chilena del rubro de servicios al automotor que emplea poco más de 100 empleados; y por último se tomó en cuenta a una fundación colombiana con 200 colaboradores que no poseía sistema contable, presupuesto, compras y otros procesos integrados en un único software.

Continuando con el informe, se trató de dar a conocer cuáles son las razones por las cuáles desean cambiar de una situación actual a otra. Es aquí cuando los resultados arrojan de forma contundente que la razón para ir a un sistema de gestión del tipo ERP tiene mayor relación con el negocio que con la tecnología. El 74% de los encuestados afirmó que la razón principal de este cambio es por el hecho de tratar mejorar la gestión de los procesos. El 26% restante acusa diferentes razones de menor relevancia, pero no así igualmente destacables para tener en cuenta: Falta de funcionalidad (6%); Integración de procesos (6%); Crecimiento de la empresa (5%); Disconformidad con el producto o proveedor (3%); Actualización tecnológica (2%); Inicio de actividad (1%); Integración de información (1%); y otras razones ocuparon también el 1% restante. Estos números confirman que el ERP es un proyecto de tipo empresarial y no tecnológico. El proyecto debe ser impulsado, patrocinado y asegurado por la dirección de la compañía.

Otro punto destacable del informe a no pasar por alto es el presupuesto total en el que las empresas de distintos países de la región están destinando a la implementación y actualización de proyectos en materia de Software ERP. Tal como se ve a lo largo de este número el incremento del presupuesto para la inversión de este tipo de soluciones va incrementando año a año, volviéndose una tendencia cada vez más latente en PyMEs y empresas manufactureras de Latinoamérica.

De los 288 proyectos analizados por EvaluandoERP, dentro de un presupuesto regional de alrededor de unos 31.386.700 millones de USD, países como Ecuador, República Dominicana y Colombia lideran este ranking, tal como pueden observarlo en la gráfica.

A modo de cierre, se les consulto a las empresas relevadas cuál es el tipo de proyecto ERP que piensan implementar en sus distintas organizaciones, y aquí el resultado fue tajante. Si bien el 59% de las empresas afirma apostar a proyectos de ERP cloud, a medida que pasan los años (especialmente desde 2020), se observa mayor aceptación del modelo Cloud.

Por último, hay un 4% que opta por el modelo OnPremise, mientras que el 37% restante es indiferente a la elección de uno de estos dos tipos de proyecto. Cabe remarcar que, si bien Cloud y SaaS no son lo mismo, la mayor parte de las empresas relevadas utiliza ambos términos como sinónimos.