Saltar al contenido

Fraude en el sector financiero y minorista en Colombia

LexisNexis Risk Solutions ha publicado los resultados de su estudio anual, ‘El verdadero costo del fraude en América Latina’. Este informe, basado en una encuesta realizada por Forrester Consulting, destaca el impacto significativo del fraude en la región, revelando que las empresas en Latinoamérica enfrentan un costo de fraude 3,9 veces mayor al valor nominal perdido en transacciones fraudulentas.

Cuatro de cada cinco organizaciones colombianas dicen que el fraude está afectando las tasas de conversión de sus clientes.

En Colombia, el 65% de las empresas reportaron un incremento en el fraude en los 12 meses anteriores a la encuesta. Las organizaciones colombianas soportan un costo promedio de 3,76 veces el valor nominal de las transacciones fraudulentas, con diferencias notables entre sectores: 3,23 para minoristas y 4,48 para instituciones financieras. Estos costos incluyen pérdidas financieras directas, gastos de mano de obra interna, costos externos, legales y tarifas de recuperación, así como gastos asociados al reemplazo o redistribución de mercancías perdidas o robadas.

El Auge de los Pagos Digitales y el Incremento del Fraude

La rápida adopción de pagos digitales, aunque mejora las experiencias de pago, también abre la puerta a nuevas formas de fraude. En América Latina, los canales digitales ahora representan el 51% de las pérdidas totales por fraude, superando por primera vez al fraude físico. Los ciberdelincuentes se aprovechan del anonimato en las transacciones digitales transfronterizas, realizando fraudes rápidos y difíciles de rastrear. Además, el uso de tecnologías avanzadas como la inteligencia artificial (IA) amplía la capacidad de los delincuentes para explotar tanto a consumidores como a empresas.

Nuevas Tácticas de Fraude y el Desafío de las Cuentas Nuevas

El estudio muestra una evolución en las tácticas delictivas. La etapa del recorrido del cliente con mayores pérdidas por fraude en Latinoamérica es la creación de nuevas cuentas. Este desafío es particularmente significativo para las instituciones financieras (46%) y los minoristas (44%), quienes enfrentan fraudes a través del uso de identidades robadas o sintéticas.

Opinión de los Expertos: La Necesidad de un Enfoque Integral

Rafael Costa Abreu, Director de Fraude e Identidad para América Latina en LexisNexis Risk Solutions, enfatiza la necesidad de un enfoque multilayered para prevenir el fraude. ‘Las nuevas formas de fraude aumentan el riesgo de pérdidas financieras para consumidores y empresas’, señala. ‘El efecto multiplicador del fraude requiere estrategias de prevención en todas las etapas del recorrido del cliente’.

Hallazgos Clave del Estudio

  1. Impacto Comercial: El fraude afecta la percepción y la interacción de los clientes con las empresas. En Colombia, el 80% de los encuestados reporta que el fraude ha influido en la satisfacción del cliente, comparado con el 77% en toda América Latina. Además, el 82% nota su impacto en la conversión de clientes, superando el 80% de la región.
  2. Evolución de la Gestión del Fraude: Los métodos delictivos evolucionan constantemente. Los nuevos métodos de pago ofrecen oportunidades para explotar vulnerabilidades, especialmente en el sector minorista. Las instituciones financieras reconocen tendencias crecientes en el robo de identidad y fraude de billeteras digitales.
  3. Perspectivas Futuras: Ante la creciente amenaza del fraude, las organizaciones deben adoptar soluciones avanzadas de autenticación y gestión del fraude. Esto incluye el uso de IA, aprendizaje automático y métodos de autenticación biométrica y basada en el comportamiento.

Metodología del Estudio

El estudio ‘El verdadero costo del fraude en América Latina’ encuestó a 218 tomadores de decisiones de gestión de fraude en instituciones financieras y empresas minoristas en la región, incluyendo 55 en Colombia. Realizado por Forrester Consulting en agosto de 2023, el estudio proporciona una visión detallada del estado actual del fraude y los desafíos en los pagos digitales en mercados emergentes.