Saltar al contenido

Introducción al mundo SaaS: qué cambió de un año a otro

La nueva era ERP bajo SaaS, es a la vez la era de las alianzas con los gigantes de infraestructura, que dan el soporte de datacenter, conectividad y cloud para que un ERP despliegue su negocio SaaS. En la era on-premise estos players no contaban, ahora son los que determinan el éxito o fracaso del negocio.

Los beneficios de ambas modalidades frente a un ERP on-premises en local son bastantes. Por una parte, no tener que adquirir hardware reduce mucho los costes de despliegue y mantenimiento, y agiliza ambas operativas.

También, se impulsa la estrategia de movilidad pues su acceso vía Internet le hace universal. Eso significa tener a mano siempre ese dato que puede ser decisivo para cerrar una oportunidad de negocio, fidelizar a un cliente o rentabilizar operaciones. Además, el modo por suscripción basada en su uso permite, también, conocer de antemano los costes y escalar de manera consciente fácilmente cuando sea necesario agregar nuevos usuarios.

Otro punto a considerar en el usuario, es el partner que tiene el ERP. Y en el caso del proveedor ERP, los pro y contras que les ofrece cada proveedor nube, que definen mucho de precio y operatoria. En nuestra edición del 2022 realizamos una guía rápida de players cloud, que la comunidad ERP no suele conocer tanto, fue aquí donde nombramos los casos de AWS, Azure Google, e IBM.

Sin embargo, hay otros jugadores de peso del mercado ERP que han empezado a pisar fuerte con su propuesta SaaS. Salesforce es la potencia indiscutible en CRM. Y ha invadido el mercado de los ERP con una estrategia única. Salesforce construyó una potente plataforma en la nube sobre la que ejecutar aplicaciones CRM (SaaS) y escribir aplicaciones (PaaS). A continuación, abrió su plataforma para permitir que terceras empresas ofrecieran soluciones de ERP. Rootstock ofrece ERP de fabricación, distribución y cadena de suministro en Salesforce Cloud. Y FinancialForce ofrece finanzas y contabilidad en la plataforma de Salesforce.

Por su parte, la plataforma de ERP en la nube Kinetic de Epicor figura como visionaria en la última evaluación de proveedores de ERP de Gartner. La consultora reconoce que Kinetic «ofrece una sólida solución operativa de ERP para empresas de fabricación y distribución del mercado medio, junto con capacidades adyacentes para la planificación de la demanda, el inventario y la gestión de almacenes». Además, en un evento reciente, los responsables de Epicor pintaron un panorama alcista, con unos ingresos que se acercan a los 1.000 millones de dólares con un crecimiento de dos dígitos, y un SaaS que aporta la mitad de los ingresos recurrentes. 

A esta lista podemos sumar también a Workday. La compañía comenzó como una aplicación de gestión de capital humano (HCM) basada en SaaS, pero ha llenado su cartera para incluir la gestión financiera y la planificación empresarial principalmente para las organizaciones basadas en el servicio en lugar de en el producto. A los ejecutivos de Workday les gusta hablar de acabar con el término «ERP» por completo y sustituirlo por «nube de gestión empresarial».