Saltar al contenido

IoT, IA y robótica: las cartas maestras de la logística en el 2024

El 2023 dejó una huella significativa en la adopción de tecnologías en diversos sectores socioeconómicos, y ahora, en el 2024, se anticipa que la evolución tecnológica alcanzará nuevas alturas. Sectores como la logística están a la vanguardia de esta revolución, buscando optimizar operaciones, productividad y servicios de atención al cliente. La interconexión global, la automatización y la digitalización están redefiniendo la gestión de operaciones logísticas, generando cambios significativos en este ámbito clave para el comercio.

Internet de las Cosas, la Inteligencia Artificial, la robótica y la blockchain son solo algunas de las tecnologías que ya están transformando miles de almacenes logísticos y se espera que en este 2024 la adopción sea aún mayor.

‘En el sector logístico, la llegada de diversas tecnologías ha generado cambios sustanciales. La adopción masiva de sistemas de rastreo en tiempo real, la Inteligencia Artificial (IA) aplicada a la gestión de inventarios y la optimización de rutas gracias a algoritmos avanzados son solo algunos ejemplos. Estas innovaciones han agilizado procesos, reducido costos, mejorado la eficiencia operativa y hasta incrementado prácticas más sostenibles y pensadas en el cuidado del medio ambiente, permitiendo a las empresas adaptarse a un entorno comercial cada vez más competitivo’, expresó Gabriel Garcia, Director de Operaciones de Celsur Logística.

Pero, ¿cuáles serán las tecnologías dominantes en el sector logístico en este 2024? García comparte algunas perspectivas:

1. Internet de las cosas (IoT): Conectar dispositivos y sensores a través de la red ofrecerá un monitoreo en tiempo real de la cadena de suministro, revolucionando la visibilidad y gestión logística.

2. Inteligencia Artificial (IA) y Machine Learning: Algoritmos avanzados de IA y aprendizaje automático mejorarán la toma de decisiones, desde la predicción de demanda hasta la optimización de rutas, impulsando la eficiencia y reduciendo errores.

3. Robótica en almacenes: La automatización robótica, desde robots de picking hasta sistemas de embalaje automatizado, agilizará las operaciones logísticas y permitirá una manipulación más rápida de mercancías.

4. Blockchain: Esta tecnología proporcionará mayor transparencia y seguridad en las transacciones logísticas, siendo fundamental en la lucha contra la falsificación y la pérdida de mercancía.

5. Tecnología RFID: Los almacenes podrán gestionar inventarios de manera más precisa, reduciendo errores y pérdidas, además de acelerar la distribución y minimizar los tiempos de espera.

La incorporación de estas tecnologías no solo beneficia a las empresas, aumentando la eficiencia operativa y mejorando la reputación competitiva, sino que también mejora la experiencia del cliente. Mayor visibilidad, entregas precisas y rápidas, así como la reducción de costos, son solo algunas ventajas que estas innovaciones brindan tanto a las compañías como a sus consumidores.

‘Sin duda, el futuro de la logística estará intrínsecamente ligado a la evolución tecnológica. Se espera que la integración aún más profunda de la inteligencia artificial, la expansión del IoT y el desarrollo continuo de tecnologías emergentes allanen el camino para una logística aún más eficiente, sostenible y adaptable a las demandas cambiantes del mercado’, concluyeron desde Celsur Logística.