Saltar al contenido

La IA y la visión por computadora impulsan el futuro del comercio minorista

Por Sergio Fukushima, Business Development Manager de Axis Communications.

Sergio Fukushima, Business Development Manager de Axis Communications

Apoyando las operaciones y la experiencia del cliente 

La comodidad ocupa un lugar destacado en la lista de prioridades de los compradores, especialmente en lo que respecta a la ampliación de los horarios de apertura de las tiendas y la reducción del recorrido de compra. Esto puede lograrse mediante el uso inteligente de la automatización y la tecnología avanzada. Las cámaras de red equipadas con software pueden utilizarse para gestionar procesos en la tienda como la reposición de existencias y el seguimiento de la afluencia, lo que permite al personal ofrecer consejos y recomendaciones de alta calidad a los compradores.  

También se está produciendo un cambio hacia modelos de tienda más híbridos, que utilizan la tecnología para facilitar la navegación y la compra en ausencia de personal in situ. Esto les permite ampliar el horario de apertura sin limitar el acceso a las horas que más convienen a los compradores. Aquí es donde también puede aplicarse la visión por ordenador para obtener información sobre sus tiendas. Las cámaras de red equipadas con funciones de IA pueden detectar cuándo los clientes añaden artículos a sus cestas, cuánto tiempo pasan en la tienda y dónde, los puntos de fricción o los embotellamientos y otros comportamientos en la tienda. Esta información puede servir de base para cualquier cambio que realice para influir positivamente en la experiencia del cliente. 

La gestión de inventarios se actualiza 

La falta de existencias es una de las mayores frustraciones que experimentan los compradores y puede ser fuente de pérdidas de ingresos. Según un análisis de NielsenIQ sobre la disponibilidad en las estanterías -que es el número de productos que están disponibles para su compra en un lugar y momento determinados-, las estanterías vacías costaron a los minoristas estadounidenses 82.000 millones de dólares en ventas perdidas solo en 2021, que podrían haberse evitado. 

La visión por ordenador puede ayudar en este caso. Las cámaras modulares o independientes pueden capturar imágenes de vídeo de sus estanterías, mientras que un algoritmo de aprendizaje automático y procesamiento de imágenes analiza los datos sobre la colocación y disponibilidad de las existencias. Cuando se detecta la necesidad de reponer existencias, se envía una alerta en tiempo real a un panel de control o a una aplicación móvil para informar al personal de la necesidad de reponer artículos específicos. Esta agilidad y flexibilidad añadidas garantizan que los niveles de existencias sigan respondiendo a las demandas de sus clientes. 

Utilizando la IA para alcanzar sus objetivos de sostenibilidad 

Si bien es fácil ver el impacto inmediato del uso de la visión por ordenador y la IA en el entorno de su tienda cuando se piensa en la eficiencia operativa y la rentabilidad, también puede utilizar estas tecnologías para mejorar sus métricas de sostenibilidad. 

Puede aplicar la IA para supervisar sus niveles de existencias, asegurándose de que responde directamente a la demanda y evitando tener excedentes de existencias, que podrían destruirse o ir a parar al vertedero. También puede utilizar herramientas de previsión de IA para gestionar mejor las existencias y ayudarle a lograr la neutralidad de carbono mediante el control de las tasas de emisión.  

El futuro del comercio minorista se apoyará en la analítica 

El potencial de la IA en la videovigilancia es prometedor. Las cámaras de red equipadas con visión por ordenador pueden mejorar el análisis de vídeo, permitiendo la detección de amenazas, la detección de movimiento, el reconocimiento de objetos y una mejor comprensión de los comportamientos en la tienda. 

Esto permite a su personal centrarse en ofrecer un servicio de alta calidad que mejore la experiencia del cliente y fomente la repetición del negocio y la fidelidad a su marca. También puede utilizar la IA para predecir tendencias y preferencias de los clientes, lo que le ayuda a planificar mejor el inventario, las campañas de marketing y el lanzamiento de productos. También hay un beneficio añadido en términos de apoyo a sus objetivos de sostenibilidad. Utilizando la información obtenida de esta tecnología, puede asegurarse de minimizar los residuos y optimizar su logística. 

Aunque las ventajas de la IA son numerosas, como ocurre con cualquier actividad de recopilación y análisis de datos, es importante tener en cuenta los aspectos éticos relacionados con la privacidad y el posible uso indebido de la tecnología antes de ponerla en práctica. Se trata de una conversación continua y en constante evolución en la que tendrá que navegar a medida que se esfuerza por realizar cambios en su sistema de vigilancia que beneficien a su negocio más allá de garantizar la seguridad y la protección. Utilizar la IA en su sistema de vigilancia le permitirá, en definitiva, tomar mejores decisiones empresariales y aumentar los beneficios a largo plazo.