Saltar al contenido

La importancia de elegir el certificado SSL adecuado para tu sitio web

Elegir el tipo correcto de certificado SSL es una decisión fundamental para administradores de servidores en organizaciones altamente tecnológicas, gerentes de productos en instituciones financieras y empresas que buscan asegurar la seguridad de su carrito de compras en línea. A menudo surge la pregunta: ‘Si todos los certificados SSL hacen lo mismo, ¿qué tipo de certificado SSL debemos tener?’

Los certificados EV muestran todos los detalles de OV y DV más información de identificación adicional.

En esencia, los tres tipos de certificados TLS/SSL cumplen la misma función básica: cifrar la información durante las negociaciones de TLS. Si están instalados y configurados correctamente, verás el icono del candado y el ‘https’ en la mayoría de los navegadores. Sin embargo, más allá de esta apariencia común, existen diferentes niveles de seguridad y riesgo asociados con cada tipo de certificado.

A la hora de elegir el tipo de certificado TLS/SSL adecuado, es fundamental tener en cuenta varios aspectos. Los administradores de seguridad suelen investigar las especificaciones técnicas y considerar si el certificado será utilizado internamente o de manera pública, la base de usuarios, el sistema operativo y el software del servidor involucrado, así como los requisitos de la política de seguridad.

Sin embargo, la elección del certificado SSL no se reduce solo a la funcionalidad o el tamaño de la clave; también se trata de la confianza que se transmite. La confianza del consumidor desempeña un papel crucial en este proceso, especialmente en un entorno donde el fraude en línea está en aumento y la confianza digital del consumidor disminuye en las organizaciones.

Existen tres tipos principales de certificados TLS: Validación de Dominio (DV), Validación de Organización (OV) y Validación Extendida (EV). Estos certificados son validados por Autoridades de Certificación (CA) como DigiCert, pero cada uno ofrece un nivel diferente de confianza al usuario.

Los certificados de Validación de Dominio (DV) demuestran la propiedad del dominio del sitio web, pero no ofrecen información de identificación de la organización. Son adecuados para sistemas internos protegidos, pero no se recomiendan para fines comerciales debido a su falta de autenticación de la identidad comercial.

Los certificados de Validación de Organización (OV) requieren que la CA autentique a la organización mediante bases de datos gubernamentales y documentos específicos. Estos certificados son ideales para sitios web comerciales o públicos, ya que proporcionan información comercial legítima.

Por último, los certificados de Validación Extendida (EV) son los más confiables y ofrecen el más alto nivel de autenticación. Son utilizados por organizaciones líderes en todo el mundo para garantizar la confianza del usuario. Cambiar de certificados OV a EV ha demostrado aumentar las transacciones en línea y mejorar la confianza del cliente.

Los certificados EV también son una elección sólida para la seguridad en línea, ya que son extremadamente difíciles de falsificar, lo que protege a los usuarios de ataques de suplantación de identidad, que representan una amenaza significativa en la web. Elegir el certificado SSL adecuado no solo es una cuestión técnica, sino también una decisión estratégica para proteger la confianza del consumidor y la marca en línea.