Saltar al contenido

La transformación financiera: Open Banking y BaaS en el centro

En los últimos meses, Colombia ha sido testigo de cambios significativos en su sector financiero que podrían marcar el inicio de una revolución financiera en el país. Este cambio se conoce como Open Banking, un mecanismo que permite a los bancos acceder a los datos de sus clientes y compartirlos con otras entidades financieras a través de una interfaz de programación de aplicaciones (API). Esto facilita la integración de servicios con terceros y la posibilidad de ofrecerlos a través de actores no financieros.

Jose Gómez, Country Manager de Sensedia

El desarrollo de la economía de datos, junto con el Open Finance y el Open Data, ha dado lugar al concepto de Banking as a Service (BaaS). En este novedoso modelo, los bancos con licencia exponen sus servicios a otras compañías bancarias y no bancarias mediante APIs. De esta manera, estas organizaciones pueden ofrecer a sus clientes productos y servicios personalizados, como tarjetas de débito, créditos, cuentas bancarias móviles y servicios de pago, sin la necesidad de adquirir una licencia bancaria.

Un estudio de Market Research estima que el valor del modelo BaaS llegará a USD$2.299 millones para el año 2028. Este enfoque ya ha sido implementado con éxito en Estados Unidos, Europa y Asia, lo que ha transformado el panorama bancario y ha impulsado las ganancias con el tiempo.

El BaaS involucra a tres actores principales: las instituciones financieras, los proveedores de plataformas tecnológicas (APIs) y los consumidores de servicios interesados en integrar servicios bancarios en sus ofertas. Esto ha generado la llegada de nuevos clientes y segmentos, una mayor rapidez en la comercialización de productos y servicios innovadores con aliados estratégicos, una oferta ampliada de servicios personalizados, la expansión de canales de distribución que reducen costos y una mayor monetización de los servicios ofrecidos por el sector financiero.

Jose Gómez, Country Manager de Sensedia para Colombia y Perú, destaca la importancia del BaaS como una apuesta para acelerar la inclusión financiera y como un ejemplo de cómo está evolucionando el ecosistema financiero a nivel mundial. También enfatiza la necesidad de modernizar las estructuras tecnológicas y adoptar una estrategia de API para lograr que este enfoque sea efectivo.

Brasil ha sido uno de los países más avanzados en la implementación del Open Banking en el mundo, con casos de éxito notables, como Banco Original, que pudo implementar una estrategia de integración y exponer sus APIs para que terceros se conectaran, con la ayuda de Sensedia. Esto demuestra cómo el modelo BaaS está transformando el sector financiero y allanando el camino hacia una Colombia financiera más inclusiva y eficiente.