Saltar al contenido

Las PYMES en América Latina se alinean con la nube para impulsar su resiliencia y crecimiento

En los últimos años, muchas empresas han optado por trasladar sus sistemas a la nube corporativa con el objetivo de mejorar su resiliencia, eficiencia e innovación. En este contexto, las pequeñas y medianas empresas (PYMES), que desempeñan un papel fundamental en la economía latinoamericana, deben considerar seriamente la adopción de la nube como un paso clave en su proceso de digitalización.

Javier Marbec, director de Mercado Internacional de TOTVS

La transición hacia sistemas basados en la nube proporciona a las empresas, en general, una serie de beneficios notables, incluyendo una mayor eficiencia en costos, niveles de servicio mejorados y una mayor velocidad en el mercado. Para las PYMES, estos beneficios son aún más valiosos, ya que pueden ahorrar tiempo y dinero, aumentar la productividad y facilitar la colaboración entre sus equipos.

Javier Marbec, director de Mercado Internacional de TOTVS, un gigante tecnológico latinoamericano, destaca la versatilidad de los servicios en la nube al afirmar: ‘Prácticamente cualquier necesidad de las PYMES está cubierta por los servicios en la nube. Me gustaría destacar los servicios de almacenamiento de datos, comunicación y, sobre todo, soluciones de gestión empresarial, que soportan procesos básicos de backoffice como finanzas, contabilidad, fiscal e incluso gestión de personas.’

La migración hacia la nube representa un cambio de paradigma para las PYMES, ya que les brinda la capacidad de llegar a nuevos clientes, desarrollar modelos de negocio innovadores, permitir a los empleados trabajar de manera remota y, lo más importante, prepararse para el crecimiento del negocio. Algunos de los beneficios más destacados de esta migración incluyen:

Seguridad de datos: La nube garantiza un almacenamiento seguro de datos, respaldado por tecnologías de vanguardia en seguridad digital.

Reducción de costos: La nube se adapta de manera personalizada a las necesidades de cada empresa, lo que se traduce en ventajas financieras sin los gastos de mantenimiento y actualización de infraestructura.

Acceso remoto: Con sistemas en la nube, los equipos pueden acceder a ellos desde cualquier lugar, lo que aumenta la accesibilidad y la productividad.

Javier Marbec concluye destacando la importancia de la adopción de la nube: ‘En un mercado en alza como el de América Latina, el escenario es claro: las empresas que están invirtiendo en la nube y la digitalización siguen siendo competitivas; por otro lado, aquellas cuyas inversiones se retrasan ponen en riesgo su crecimiento y sostenibilidad. Por lo tanto, para las pequeñas y medianas empresas, donde hay muy poco margen de error, es arriesgado quedarse atrás. La adopción de la nube abre las puertas a un futuro de grandes oportunidades.’