Saltar al contenido

Netskope revoluciona la seguridad digital con Zero Trust y SASE

La transformación digital está borrando las fronteras entre el espacio de trabajo físico y el entorno digital a una velocidad vertiginosa. Este cambio plantea desafíos sin precedentes para las organizaciones, que deben proteger sus activos digitales sin comprometer la flexibilidad ni la eficiencia operativa.

El modelo Zero Trust se posiciona como un pilar fundamental para la estrategia de seguridad de las empresas

En respuesta a esta demanda creciente, la adopción de tecnologías cloud y la conectividad omnipresente han elevado la necesidad de soluciones de seguridad cibernética que no solo aborden las amenazas actuales, sino que también puedan anticipar los riesgos emergentes.

En este escenario, el modelo Zero Trust emerge como un pilar fundamental en la estrategia de seguridad de las empresas a nivel mundial. Este enfoque desplaza los esquemas tradicionales basados en la confianza implícita en cualquier elemento dentro de la red, por una metodología que examina minuciosamente cada solicitud, como si proviniera de una red abierta.

Según Netskope más del 50% de las amenazas actuales provienen de aplicaciones basadas en la nube no aprobadas por las compañías pero utilizadas por los empleados en su día a día laboral. Ante este panorama, el cambio hacia Zero Trust se convierte no solo en una opción, sino en una necesidad imperante.

Hugo Riveros, Gerente de Ingeniería para LATAM en Netskope, enfatiza: ‘Zero Trust se trata de un cambio de paradigma crucial para la gestión de usuarios e identidades, la administración de dispositivos y la gestión de aplicaciones y cargas de trabajo’.

Paralelamente, surge la arquitectura SASE, que combina capacidades de red y seguridad para ofrecer acceso seguro a aplicaciones y datos desde cualquier lugar y en cualquier dispositivo. La combinación de Zero Trust y SASE proporciona un marco robusto para proteger los recursos digitales con una reducción significativa del riesgo, según datos de Netskope.

En este contexto, Netskope One se destaca como una solución integral basada en la arquitectura SASE, que integra los principios de Zero Trust en su núcleo. Esta plataforma unificada ofrece acceso remoto seguro a aplicaciones web y en la nube, prevención de pérdida de datos y SD-WAN, todo dentro de una sola plataforma.

Uno de los aspectos diferenciadores de Netskope One es su Zero Trust Engine, que brinda una visibilidad profunda y control sobre las aplicaciones SaaS y web, evaluando la seguridad en tiempo real. Además, su arquitectura adaptable y proactiva demuestra eficacia incluso en aplicaciones de inteligencia artificial generativa, gracias a sus capacidades de aprendizaje automático integradas.

Netskope One no solo se destaca por su seguridad robusta, sino también por su enfoque en la eficiencia operativa y la experiencia del usuario. La simplificación administrativa, la integración con las inversiones existentes y la consolidación de herramientas reducen la complejidad y los costos, según estudios de Netskope.

Frente al panorama actual de seguridad cibernética, Netskope One emerge como una solución integral que anticipa y responde a los desafíos presentes y futuros. Las organizaciones deben considerar soluciones como esta y adoptar estrategias basadas en Zero Trust no solo como herramientas de seguridad, sino como compañeros estratégicos en su camino hacia un entorno digital verdaderamente seguro y resiliente.