Saltar al contenido

¡No más cables sueltos en edificaciones antiguas!

Por Hernani Szymanski, de Furukawa Solutions.

Hernani Szymanski, de Furukawa Solutions.

Cuando un edificio es antiguo, ya sea por sus décadas de construcción o porque han sido declarados patrimonios arquitectónicos y no pueden sufrir cambios y alteraciones en su infraestructura por la riqueza cultural que representan, es obsoleto pensar que este tipo de edificaciones no se podría sumar a la transformación digital y disfrutar de las nuevas soluciones de conectividad.

Lo normal es que un edificio con bastantes años de construcción no esté preparado para un despliegue tecnológico específico, pues a la hora del diseño en los planos y el levantamiento de la obra no se tenía contemplado este tipo de espacios, ya que años atrás era poco probable llegar a la tecnología que hoy conocemos.

Hoy, en la era de la transformación digital, la fibra óptica es la principal alternativa de conectividad, así como un elemento de infraestructura clave para la consolidación del Internet de las Cosas (IoT) y las ciudades inteligentes del futuro. Esta nueva generación de Internet, donde la Realidad Virtual, el Streaming y la gestión remota de múltiples servicios están cada vez más presentes en la vida de las personas, demanda mejor conectividad.

En este escenario, la fibra óptica es la única tecnología capaz de ofrecer velocidades cercanas a 1Gb/s y atender los requerimientos cada vez más exigentes de organizaciones, industrias y hogares, pero también dar soporte a las nuevas aplicaciones que se desarrollarán en el mercado en los próximos años. Por esta razón, los antiguos edificios ya sean del sector público, privado o residencial necesitan la posibilidad de contar con una conectividad de calidad y que respete su aspecto histórico.

Así que, para este tipo de edificaciones, Furukawa Solutions desarrolló InvisiLight, un nuevo concepto que ofrece un despliegue de fibra óptica sencillo mientras preserva la estética de los edificios, sin dañar las paredes y reduciendo el impacto ambiental.

Invisilight es una tecnología de aplicación interna, residencial o corporativa, muy fácil de instalar y con la menor interferencia posible en el entorno. Además, es aplicable a la nueva arquitectura de red doméstica Fiber To The Room (FTTR), permitiendo llevar Fibra Óptica (backhaul P2MP) a diferentes espacios del inmueble, como habitaciones y oficinas, integrándose perfectamente en el entorno.

Algunas de las principales ventajas de InvisiLight son:

  • -Es la solución de cableado interno ideal para cualquier instalación de fibra óptica.

  • -Es prácticamente invisible.
  • -Combina con la decoración del lugar, ya que se puede pintar del mismo color de las paredes.

  • -Es confiable y su calidad minimiza las posibilidades de fallas y los costos de los servicios de atención al cliente.

  • -Es muy duradero y se puede utilizar durante años.

  • -Se puede instalar en 30 minutos.

  • -No se requieren trabajos de construcción en la infraestructura para implementar la solución.

Otro gran desafío que la fibra óptica puede resolver, aún más con una implementación como InvisiLight, es conectar todas las habitaciones de una casa, complejo hotelero, hospital o institución educativa, para que los usuarios puedan acceder al Internet a la misma velocidad sin interferencias, estén donde estén, y que el despliegue pase desapercibido sin alterar la estética del espacio.

Tiene un impacto ambiental reducido y no utiliza materiales tóxicos. Una solución innovadora que también tiene en cuenta el aspecto estético de la infraestructura. Con InvisiLight, los ciudadanos continúan recibiendo tecnología de punta y redes de última generación, sin necesidad de implementaciones más complejas. Del mismo modo, los técnicos pueden proceder fácilmente con su instalación con la ayuda de un conjunto de herramientas muy simple.