Saltar al contenido

Noventiq advierte: malwares, ransomwares y más en el horizonte digital

En un entorno digital en constante evolución, las amenazas cibernéticas avanzan rápidamente, afectando diversas industrias de manera indiscriminada. Los malwares, en particular, se destacan como una forma recurrente y sofisticada de ciberataque, impactando tanto a grandes corporativos como a individuos comunes. Estos programas maliciosos buscan infiltrarse en sistemas informáticos para comprometer datos valiosos, robar información confidencial y desencadenar ciberdelitos como extorsión y chantaje. Esta evolución constante desafía a empresas y usuarios, subrayando la necesidad crítica de tomar medidas proactivas en ciberseguridad.

Bancarios, de ransomware, de spyware o de adware son algunos de los malware más comunes que afectan a todos los sectores y sociedad en general.

Estos ciberataques, especialmente los ejecutados mediante malwares, no solo amenazan la integridad de las empresas, sino que también tienen repercusiones directas en la sociedad. Desde pérdidas financieras hasta la sustracción de información confidencial y la interrupción de servicios esenciales, las consecuencias son vastas y afectan la vida diaria de las personas. La urgencia de fortalecer las defensas cibernéticas se hace evidente ante el costo humano y económico de estos ataques.

‘Actualmente, existen diversos tipos de malware, cada uno con sus propias tácticas y objetivos’, destaca Pablo Gagliardo, director general de Noventiq Argentina. Entre ellos, el Malware Bancario, Ransomware, Spyware y Adware van más allá de la esfera financiera, impactando la privacidad, la productividad y la seguridad de todos los usuarios.

El Malware Bancario, como el Mekotio en Latinoamérica, se centra en comprometer transacciones financieras y acceder a datos bancarios críticos desde 2015. El Ransomware, bloqueando el acceso a archivos o sistemas hasta que se pague un rescate, persiste como uno de los ciberataques más comunes, propagándose a través del Phishing.

El Spyware, como el complejo TriangleDB, se infiltra silenciosamente para espiar y recopilar información personal sin consentimiento, incluso representando una amenaza para dispositivos como el iPhone de Apple. En cuanto al Adware, que despliega anuncios no deseados, afecta la experiencia del usuario y lo expone a posibles amenazas, como la reciente campaña oculta afectando a 60,000 aplicaciones para Android.

Desde Noventiq, se destaca que la protección contra estas amenazas exige una combinación de medidas técnicas y prácticas seguras, como la actualización regular del software, el uso de firewalls robustos y la educación sobre prácticas seguras en línea.

A medida que la tecnología avanza, se espera una mayor complejidad en los ciberataques. La clave para enfrentar esta amenaza radica en una concienciación continua. La colaboración entre gobiernos, empresas y usuarios es esencial para desarrollar estrategias efectivas y contrarrestar futuros desafíos en ciberseguridad. Solo a través de una comprensión profunda y acciones colectivas podemos garantizar un entorno digital más seguro y resistente, no solo a los ataques de malware, sino a todo tipo de ciberataques.