Saltar al contenido

Colombia, panorama 2024: de la política a la economía, y viceversa

Las perspectivas económicas de Colombia para el 2024 indican un crecimiento económico lento, similar al de 2023. Se espera que la actividad económica se mantenga en niveles bajos, reflejando los efectos de la desaceleración. Según el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, sectores como agricultura, tecnología, y servicios financieros son los de mayor potencial de crecimiento al verse beneficiados de inversiones y avances tecnológicos. 

Por su parte, la CEPAL y el Fondo Monetario Internacional pronostican que en 2024 la economía colombiana experimentará una leve recuperación, con un crecimiento de o cercano al 2%, por debajo del desempeño de América Latina y el Caribe y del conjunto de países en desarrollo. La proyección de la OCDE es de 1,4%. 

A nivel local, el PND se basa en una proyección más optimista (2,8%); si esta previsión gubernamental resulta exagerada, las expectativas de recaudo tributario del Gobierno Petro sufrirían un revés y sus planes de gasto se verían trastocados. 

Ascenso y prolongación como faro tecnológico en la región

Colombia se ha convertido en un hub tecnológico en ascenso, visible en Latinoamérica, interconectado con mercados desde el estadounidense hasta el asiático y con grandes oportunidades en todos los sectores. Además, el país se considera exitoso en el área de la tercerización, que se fundamenta en: la mano de obra de colombianos de empuje y dedicación que hacen posible un servicio exitoso. La infraestructura basada en alta tecnología, el idioma hispano que coge cada vez mayor fuerza, un sistema educativo sólido que permite tener culturalmente un pueblo desarrollado y el apoyo gubernamental con el que ha contado el sistema.

Rubros como data center, BPO o contact center siguen siendo un fuerte foco de inversiones en la actualidad. Según un estudio de Frost & Sullivan, el mercado de centros de datos en Latinoamérica se prevé tendrá una tasa de crecimiento anual compuesta del 12% durante el período de 2020 a 2025. Mientras que, en Colombia, de acuerdo con la consultora DCD en Colombia, se espera que crezca a una tasa compuesta anual del 14% en ese mismo periodo.

Además, Colombia es uno de los países con mayor potencial para el sector de BPO. Entre sus ventajas sobresalen la infraestructura tecnológica y de conectividad, las oportunidades de carrera y desarrollo de talento, la confiabilidad del sector público, la dotación de personal y la estabilidad económica.

En este sentido, la Asociación Colombiana de BPO (BPrO) reafirma su compromiso con el bienestar de los empleados, garantizando el cumplimiento de los contratos laborales y el acceso a programas de bienestar para las más de 750.000 personas que trabajan en el sector BPO en Colombia. Este compromiso busca posicionar al país como el líder en BPO para la región.

El crecimiento descentralizado del sector es notable, con presencia en 23 departamentos del país; Bogotá lidera, con un 42% de presencia, seguido por Antioquia (18%), Valle del Cauca (7%), Atlántico y el Eje Cafetero (ambos con un 6%). Esta expansión regional brinda oportunidades de desarrollo y progreso a diversas áreas del país.

Ana Karina Quessep, presidente de BPrO, destaca: «Queremos que Colombia se siga consolidando como el ‘hub’ más grande de BPO en América Latina. Para lograrlo, debemos trabajar en conjunto para fortalecer el talento humano, la innovación y la competitividad del sector.»