Saltar al contenido

Sincronización entre tecnología y regulación: el gran reto para protección de datos

En los últimos 10 o 15 años, el desarrollo de Internet ha puesto en foco la protección de datos tanto para los consumidores como para las empresas  el enfoque en la tecnología de la privacidad desde el diseño, ha tomado un papel central en el panorama empresarial. Sin embargo, las políticas y medidas regulatorias están rezagadas, dejando vacíos en términos de los avances que se están logrando en el espacio tecnológico.

Las rápidas innovaciones tecnológicas a menudo superan la capacidad de los legisladores para crear regulaciones efectivas, lo que resulta en un desfase entre la tecnología y la regulación de la protección de datos. El resultado es que las medidas regulatorias a menudo sólo entran en vigor años después de los avances tecnológicos y las empresas tecnológicas y de marketing se encuentran en una encrucijada donde deben equilibrar la innovación con la responsabilidad de proteger los datos de los consumidores.

Ante este panorama, expertos como la Dra. Emilie Kuijt, directora de Protección de Datos (DPO) en AppsFlyer, líder en analítica y atribución móvil, destaca la necesidad de que las empresas aborden la privacidad desde la concepción de sus estrategias, y cómo este enfoque puede traer beneficios significativos tanto para las empresas como para los consumidores.

Por consiguiente, conceptos como el de «privacidad desde el diseño» están ganando terreno, ya que las empresas se dan cuenta de que esta dirección no solo es beneficiosa para la protección de datos, sino que también ofrece ventajas económicas y de confianza en el mercado. De acuerdo con la Dra. Kuijt: ‘las empresas que adoptan este cambio de paradigma pueden disfrutar de tres resultados clave: menores costos de adaptación a nuevas regulaciones, un aumento en la confianza del consumidor y una reducción de riesgos empresariales en caso de problemas inevitables’.

Aunque la protección de datos se perciba como un factor de costo para las empresas debido a las elevadas multas bajo el concepto de violación de esta información, la protección de datos está siendo vista como un derecho humano y un punto de venta en lugar de una limitación, lo que lleva a que la industria la considere una inversión en lugar de un costo.

Es importante resaltar entonces la necesidad de que las empresas asuman la responsabilidad de la protección de datos en todos los niveles, desde los equipos de liderazgo hasta los ingenieros y el personal de marketing. La protección de datos ya no debe ser vista únicamente como una obligación jurídica, sino como una responsabilidad técnica y empresarial compartida por todos los empleados.

De acuerdo con la Dra. Kuijt la percepción de la privacidad desde el diseño también se ha transformado. Explica: ‘En los últimos años, ha existido un cambio en la mentalidad empresarial, donde la privacidad ya no se ve como una limitación, sino como un argumento de venta y una inversión en el futuro. Esto es crucial para mantener la competitividad y la confianza del cliente en un entorno digital en constante evolución. Un enfoque a futuro donde la privacidad desde el diseño se convierta en una parte integral de la cultura empresarial, a medida que la tecnología y la regulación continúan evolucionando, no solo se considera necesario, sino que también se ve como un valor agregado y un diferenciador en un mercado en constante cambio’.