Saltar al contenido

SMB: ¿cómo funciona y qué tanto el Teletrabajo?

Aunque no es un fenómeno nuevo y se reglamentó en algunos países de América Latina en las últimas dos décadas, el teletrabajo adquirió un especial protagonismo con la llegada de la pandemia del covid-19, replanteando roles corporativos y las necesidades de empresas y empleados.

Tres años después, parte de esa fuerza laboral se mantiene en el teletrabajo, pero otras compañías están apostando por regresar a espacios físicos o un modelo híbrido, especialmente para áreas administrativas o técnicas.

El Banco Interamericano de Desarrollo indicó que esta modalidad ha evolucionado y se ha mantenido después de la pandemia: alrededor del 24% de las vacantes en línea que las empresas están demandando exigen algún tipo de capacidad de trabajo remoto, en comparación con el 7% justo antes del confinamiento.

Los beneficios del teletrabajo son múltiples: enriquecen el horizonte laboral, aporta diversidad, mejora la integración entre vida-trabajo y mejora los salarios; según un reporte de la empresa de análisis Gallup, 8 de cada 10 trabajadores han trabajado remotamente en cuatro sectores principales:

▸ Informática o matemáticas en un 86%

▸ Ciencias de la vida, físicas o sociales en un 86%

▸ Artes, diseño, entretenimiento o medios en un 81%

▸ Servicios financieros, seguros, bienes raíces o consultoría en un 80%

Otros grupos ocupaciones que reportan altas tasas de trabajo remoto son el campo legal, educacional, capacitación o trabajo de biblioteca, arquitectura/ingeniería, servicios sociales, administrativos, venta y salud.

A pesar de las grandes ventajas, el teletrabajo también tiene una parte negativa. Algunos de los contras que debes evaluar si finalmente decides apostar por esta modalidad de empleo son los siguientes:

▸ El teletrabajo no se adapta a todo tipo de empleos. En algunos casos, la presencia física es fundamental.

▸ Este sistema de trabajo requiere mucha disciplina, por lo que no es una buena alternativa para todos los perfiles.

▸ Aunque hay multitud de herramientas para mantener el contacto, crear un entorno detrabajo en equipo desde la distancia es complicado.

▸ No todos los hogares están preparados para trabajar en condiciones y eso es algo que podría repercutir negativamente en el comportamiento de tu empleado.

▸ A veces, el teletrabajo puede llegar a incrementar el estrés del empleado, debido a la dificultad para fijar un horario y desconectar de los asuntos laborales.

Trabajo híbrido, el mejor aliado

Microsoft publicó un estudio en el que analizaba la situación del formato híbrido de teletrabajo, a través de una muestra de 20.000 personas seleccionada en once países. La principal conclusión es que el 87% de los trabajadores en régimen de teletrabajo parcial reconocían ser productivos, sólo un 12% de los dueños de las compañías confirmaban tener absoluta confianza en que sus empleados eran realmente productivos.

Y con esta desconfianza surge el concepto “paranoia productiva”, que vincula supuestamente la presencialidad con la productividad, ya que se basa en la idea errónea de que se es más productivo bajo la mirada del jefe en la oficina.

En cualquier caso, aunque se mantenga la hegemonía de la presencialidad, parece improbable que el teletrabajo se vaya a eliminar por completo, y resulta destacable en la atracción y gestión del talento. Los trabajadores más formados quieren condiciones que les permitan conciliar su vida privada y profesional: esa parece serla clave del futuro del mercado laboral internacional.