Saltar al contenido

Software Defined Networking: salto de evolución

La hiperconectividad del escenario global en la actualidad demanda una constante necesidad en materia de redes y networking. Frente a esta realidad, y a la tendencia en escala de mayor conectividad y un aumento del tráfico de datos, surge la necesidad de adaptar las redes a las nuevas exigencias que el contexto demanda.

Las SDN se han asociado tradicionalmente a las empresas de telecomunicaciones, que se benefician enormemente de redes flexibles que pueden configurarse rápidamente para satisfacer las cambiantes necesidades de los clientes. Pero las SDN también son cada vez más populares en la industria. Intel está modernizando sus instalaciones de fabricación de chips para adaptarlas a SDN. Según el informe de IDC 2023 Future of Connectedness Sentiment, el 41% de los fabricantes citan la flexibilidad para cambiar la capacidad de ancho de banda casi en tiempo real como una de las principales razones para invertir en SDN.

Las redes definidas por software o SDN (Software-defined networking) representan una arquitectura emergente que busca cumplir con este objetivo. Las mismas se caracterizan por abordar la red a través de abstracciones de software en lugar de hardware especializado.

Esto genera grandes beneficios a las empresas especialmente a las redes corporativas y sus puntos clave son: 

Mejora la administración de las redes: ya que es más flexible y eficiente a la hora de manejar las cargas de tráfico, y permite hacerlo de forma centralizada y automatizada desde una misma interfaz, en lugar de tener que hacerlo switch por switch como se hacía en el caso de hardware.

Reenvío inteligente de los paquetes de datos: Trata a cada paquete de datos de forma individualizada y lo reenvía por donde sea mejor, en lugar de tratar a todos los paquetes del mismo modo. De esta manera logra optimizar el tráfico de red buscando o creando el camino más rápido y fiable

Uso de código abierto: Gracias a la creación de estándares de código abierto como los proyectos OpenFlow y OpenDayLight, permite a los desarrolladores crear e innovar servicios de red basados en aplicaciones, liberándose del software propietario de los dispositivos de red convencionales que limitan ese desarrollo

Permite a las empresas centrarse en su negocio y reducir los costes operacionales relacionados con el control y gestión del tráfico de datos de sus redes. 

Aumenta la confiabilidad en la red y la seguridad debido a la centralización y automatización del manejo de los diferentes dispositivos de la red reforzando las políticas de seguridad.

Frente a estas ventajas, cada vez son más las empresas que deciden comenzar a implementar este tipo de redes. Hacer esta transición de una forma paulatina es, sin duda, uno de los mayores desafíos de las empresas en la actualidad. Migrar a una red definida por software es necesariamente un proceso progresivo, que debe ocurrir en una serie de pasos, cada uno de los cuales responde a una necesidad particular.