Saltar al contenido

Stulz celebra 10 años en México

Hace una década, Stulz inició su ambicioso proyecto en la Ciudad de México bajo la dirección de Axel Schneider, quien hoy lidera como presidente de Stulz México y consejero delegado de Stulz España. La aprobación desde la sede central en Hamburgo, Alemania, fue fundamental para establecer la primera filial de la compañía en nuestro país, reconociendo el potencial de México como mercado emergente.

Ejecutivos de Stulz en la celebración de los 10 años de actividad en México

‘Desde el inicio, vislumbramos un país lleno de oportunidades’, compartió Emigdio Granillo, director General de Stulz México, en una entrevista exclusiva con Prensario. ‘En 2014, Stulz dio sus primeros pasos en el mercado mexicano, y cuatro años más tarde, rediseñamos nuestra estrategia con el lanzamiento del programa de canales. Este programa no solo marcó un hito significativo en nuestro camino, sino que también se convirtió en un diferenciador clave para posicionar a Stulz a nivel nacional’.

Granillo rememoró los desafíos iniciales de la empresa en México, con el objetivo primordial de convertirse en el principal proveedor de soluciones de aire acondicionado y precisión. Gracias al compromiso de todo el equipo y a la cultura laboral arraigada desde sus inicios, este objetivo se ha materializado.

‘En 2018, comenzamos con tres canales, y hoy contamos con alrededor de 100 canales certificados, un logro del cual nos sentimos orgullosos’, destacó el principal directivo de Stulz.

Emigdio Granillo, director general de Stulz México

Sin embargo, el camino hacia el éxito no estuvo exento de desafíos. Al llegar a México, los primeros empleados de Stulz tuvieron que abrirse paso con perseverancia, aprovechando el prestigio de la marca alemana para superar obstáculos. La atención centrada en las necesidades del cliente y la excelencia en el servicio fueron cruciales para ganarse la confianza del mercado.

‘La personalización y el acompañamiento cercano a nuestros clientes han sido fundamentales para fortalecer nuestra relación con ellos’, afirmó Granillo.

Además, Granillo destacó el desafío personal de formar un equipo comprometido con los objetivos de la empresa, señalando que ha sido ‘el reto más importante de mi vida’.

En cuanto a la expansión regional, Granillo enfatizó que México es la puerta de entrada para Stulz en Latinoamérica, con operaciones en países como Panamá y próximamente en Perú, manteniendo a México como centro de operaciones estratégico para la región.

Mirando hacia el futuro, Stulz se compromete a mantener su posición como líder del mercado, ofreciendo soluciones innovadoras y manteniendo un enfoque en la responsabilidad social corporativa. El objetivo es continuar siendo el asesor de confianza para los clientes, destacando el diferenciador clave: el servicio excepcional.